Pilar Ruiz Albisu

Maite Pagaza
6 min readMay 24, 2024

Pilar Ruiz Albisu (Rentería, Gipuzkoa, 20 de septiembre de 1932) es una figura pública española y víctima del terrorismo, madre de Joxeba Pagaza, miembro del PSE, Jefe de la Policía Local de Andoain y fundador de ¡Basta Ya! asesinado por ETA en 2003 en Andoain, y de la también activista, política y escritora Maite Pagaza. Pilar es reconocida en España por su coraje frente al nacionalismo identitario en los años más duros de la banda, y por sus críticas a los socialistas en su proceso de negociación con ETA y de acercamiento al entorno político de la banda.

Biografía

Infancia como refugiada de guerra

Pilar Ruiz Albisu fue refugiada de guerra en Francia. Cuando tenía cuatro años, al estallar la Guerra Civil, tuvo que huir con su familia por el frente del Norte: de Rentería a Bilbao y de allí a Santander. Su padre fue detenido en Santoña pero su madre, Celestina Albisu, continuó ruta con sus cuatro hijos. Al llegar a Santander, embarcaron en el barco de vapor Sotón, que les llevó a Francia, en una travesía marcada por un naufragio que casi les cuesta la vida. De Francia fueron enviados a Cataluña donde fueron separados durante un año y medio, mientras el padre, preso por los franquistas, creyó haber perdido a toda su familia en el hundimiento del barco.

“Fui una refugiada de guerra miserablemente pobre, crecí como la hija de un rojo represaliado, no pude votar hasta los cuarenta y cuatro años.”

  • Carta a los nuevos ciegos, de Pilar Ruiz en ABC

Regreso a Euskadi y primeras señales de nacionalismo identitario y antiespañol

Pilar, junto a su madre y hermanos, regresó finalmente a Rentería el 2 de febrero de 1939. Habían tardado dieciocho días en el viaje desde Villafranca del Penedés. Andando a ratos, en camionetas que los recogían junto a otros refugiados a veces, y en trenes que, en ocasiones, los llevaban en dirección contraria. Como recuerda su hija Maite Pagaza en el libro “Los Pagaza. Historia de una familia Vasca”, al llegar encontraron su casa saqueada y durante los primeros días, cuando sonaba la sirena de la Papelera Española se escondían bajo la cama.

En su barrio la mayoría era nacionalista y la vida social de Rentería señalaba ya a la pequeña Pilar porque su padre era “maketo” o “churriano”, forma despectiva de referirse a quien no había nacido en País Vasco.

Transición a la democracia en España

Estas duras y precoces experiencias forjaron en Pilar una convicción indeleble en la defensa de la libertad de pensamiento, un principio que sostendría con firmeza a lo largo de su vida. Sus hijos recuerdan que de todas aquellas calamidades no cultivó el rencor, sino una extraordinaria piedad por encima de bandos e ideologías hacia los seres humanos sometidos a experiencias y traumas como los que a ella le tocó conocer de niña. A la edad de 45 años, el 15 de junio de 1977, pudo por fin votar como ciudadana con derechos políticos.

Pilar transmitió estos ideales a sus tres hijos desde una edad temprana. Ellos asumieron el compromiso con los principios democráticos desde el activismo cívico -especialmente su labor en la fundación y acción de la iniciativa ciudadana ¡Basta ya!- y la militancia política, pagando un enorme coste personal. La persecución a la familia, el acoso y el asesinato de Joxeba años más tarde marcaron la vida de Pilar tras la llegada de la democracia a España.

La persecución de ETA y el asesinato de su hijo Joxeba Pagaza

El hijo de Pilar Ruiz Albisu, Joxeba Pagaza, fue asesinado por ETA en 2003 en Andoain, tras años de acoso y persecución. Joxeba era jefe de la Policía Local de Andoain y militaba en el Partido Socialista de Euskadi. Fue también fundador del movimiento cívico Basta Ya, que recibió el Premio Sajarov del Parlamento Europeo a la Libertad de Conciencia en el año 2000.

El propio Joxeba Pagaza era consciente del riesgo que corría su vida y lo dejó plasmado en varias cartas y manuscritos que fueron publicados por la familia años más tarde. En una de estas cartas, dirigida a su madre Pilar, Joxeba escribió:

“Ay! madre, qué miedo tengo,
He de salir a la calle
Afuera están ellos,
Los que desean sangre.

Ay! Madre, me han de matar
Y no puedo evitarlo.
Mi grito de libertad lo acojan los ciudadanos…”.

  • Carta de Joxeba Pagaza a su madre, Pilar Ruiz

Tras el duro golpe, Pilar no dejó de defender el pensamiento libre de los suyos y la búsqueda de la verdad. En un ambiente contaminado por los intereses políticos de los partidos y los objetivos de la banda terrorista ETA, Pilar supo predecir paso por paso lo que pasaría en la política vasco-española y no dudó en poner de relieve el giro del PSOE hacia la negociación con los terroristas, y la traición a las víctimas.

Tan solo unos días después del asesinato de su hijo demostró con pruebas ante la prensa -dos cartas escritas de puño y letra por Joxeba- que el Gobierno Vasco no le ofreció la protección necesaria a pesar de figurar como objetivo de la banda terrorista ETA tras haber forzado su vuelta a Andoain en contra de su voluntad.

“Sr. Balza,
Cada día veo más cerca mi fin a manos de ETA”.

  • Carta de Joxeba Pagaza al Consejero de Interior Javier Balza

La crítica fue mal acogida por el entonces lehendakari del PNV Xavier Arzallus que dijo que Pilar Ruiz había sido manipulada. La respuesta de la madre de Joxeba fue inmediata y contundente. «Todavía no ha nacido el que a mí me impida decir lo que quiero», declaró, además de reiterar sus acusaciones contra los dirigentes nacionalistas: Arzalluz, José Juan González de Txabarri, Juan María Juaristi y Emilio Olabarría, y también contra el Ejecutivo de Ibarretxe por no haber tenido «vergüenza, ni piedad» para con su hijo.

“Reto a Arzalluz a que me diga a mí, cara a cara, que me preparan las cosas que voy a decir. Porque todavía no ha nacido el que a mí me impida decir lo que tengo ganas de decir”.

  • Pilar Ruiz

Un año después, Pilar y su hija Maite, denunciaron que PNV y EA votaron en contra de la concesión de una distinción a su hermano Joxeba.

Críticas al Partido Socialista de Euskadi por su negociación con ETA: “Haréis cosas que nos helarán la sangre”

Para Pilar Ruiz, la consumación de la gran traición del PSOE se produjo en 2006 cuando el entonces secretario general de los socialistas vascos, Patxi López, y el portavoz parlamentario del PSE, Rodolfo Ares, se reunieron con los representantes de ETA-Batasuna Arnaldo Otegi, Rufi Etxebarria y Olatz Dañobeitia.

Ese día Pilar Ruiz se presentó ante el hotel en el que se desarrollaba la reunión para decir a los socialistas que estaban siendo “traidores” con las víctimas. De aquella etapa crítica con el PSE y con la negociación del Gobierno de Zapatero con ETA, son algunas de sus frases más recordadas. En su conocida “Carta a los nuevos ciegos”, publicada en el diario ABC, Pilar Ruiz anticipaba los siguientes pasos de los socialistas vascos en su acercamiento al mundo de ETA:

“Ya no me quedan dudas de que cerrarás más veces los ojos y dirás y harás muchas más cosas que me helarán la sangre, llamando a las cosas por los nombres que no son. A tus pasos los llamarán valientes. ¡Qué solos se han quedado nuestros muertos!, Patxi. ¡Qué solos estamos los que no hemos cerrado los ojos!”

  • Carta a los nuevos ciegos, de Pilar Ruiz en ABC

Esta carta, decenas de veces reproducida en columnas de opinión en España, es considerada una bandera de las denuncias de indiferencia hacia las víctimas y de concesiones al terrorismo. La figura de Pilar Ruiz es para muchos un referente de dignidad y coraje en la lucha por la libertad y contra el nacionalismo obligatorio.

--

--

Maite Pagaza

Oficina de Maite Pagazaurtundúa en el Parlamento Europeo